Juego de Conos

Sansa de Puente Piedra y Jhon Niebla de Ancón reconquistarán el Cono Norte

0

(Agencias Alfa TV) En un hecho que seguramente alterará el curso de la historia en la popular serie “Juego de Conos”, los hermanos Sansa de Puente Piedra y Jhon Niebla de Ancón anunciaron que reconquistarán el Cono Norte, actualmente sometido y gobernado por el temible Rosendo de la Casa Huandoy.

Los herederos de Edgar Stark Huamán, Señor de Tungasuca y Guardián del Cono Norte, quien fuera ejecutado por decapitación en “La Yunza Roja” por órdenes de la reina Celia de la Casa Limaymanta, reunidos en el Muro de los Guachimanes del Norte del Kilómetro 22, juraron venganza y convocaron a todos los pobladores y comerciantes minoritarios de San Martín de Porres, Comas, Los Olivos y demás anexos, jurarles lealtad y juntos tomar los territorios ocupados en Mega Plaza y Plaza Lima Norte.

La familia Stark Huamán viene sosteniendo una guerra sin cuartel en contra de enemigos comunes, la cual que le ha costado sangre, dolor y lágrimas. Solo basta con recordar la cruenta muerte de Rony Stark, hijo primogénito de Edgar Stark, el cual fue asesinado en una fiesta patronal de Tomás Valle a manos de Percy, alias “Manguera”, quien lo acuchilló acusándolo de no honrar sus votos como Mayordomo y haber llevado Brhama en vez de Pilsen. No obstante, se supo posteriormente, el asesinato fue por un ajuste de cuentas, debido a que Rony le habría sacado la vuelta a Yamilé, hermana menor de Percy, nada más y nada menos que con una blanquita miraflorina llamada María Pía a quien conoció en un tono privado en Asia el último verano y con la que esperaba un hijo al que llamarían Mateo. En dicha fiesta patronal no solo murió Rony, María Pía y el heredero de ambos, sino la mamá de Rony, la señora Cati de la Casa Tapia.

Brayan Stark, segundo hijo varón de Edgar Stark y heredero del Cono Norte, tras el ataque a su casa por parte de traficantes de terreno, huyó a la selva. A Brayan le robaron su silla de ruedas una banda de raqueteros en la Av. Túpac Amaru, razón por la cual se moviliza gracias a la solidaridad del señor Lucho, alias “Hodor”, un comerciante de choclos al por mayor del mercado de Gamarra. El paradero de Brayan es desconocido, no obstante se dice que se le ha visto en Tingo María junto a una jovencita shipiba que conoció en Cantagallo. Trascendió que ambos habrían sido reclutados por una banda de pishtacos. Se conoce también que el joven habría aprendido magia negra y técnicas para quitar la grasa humana, además de llevar adelante ritos de ayahuasca, de los cuales estaría abusando, ya que se le ha visto en varias oportunidades hablar con sachavacas, boas y otorongos.

Arianna Stark, hija menor de Edgar y Cati, de la misma manera corrió trágica suerte, no tanto por los terribles acontecimientos que le ha tocado vivir a sus padres y hermanos, sino por su espíritu rebelde de que al ser parte de una familia “aristocrática” y con plata del Cono Norte, quiso jugar a ser “del pueblo” y “con calle”, o sea ser “caviar marrón”. Ella recibió mejor trato que todos los hermanos, tenía profesores personales de lógico matemático, inglés, educación cívica y artes marciales; mientras que ella ingresó a la Pontificia Universidad Católica del Perú, sus hermanos fueron obligados a ir a estudiar a la San Marcos y a la UNI. Cuando la tragedia llegó a su familia, huyó a lugares desconocidos, pero como había aprendido a ser del pueblo, no le fue muy complicado trabajar como vendedora de celulares en la calle, comer ceviche de pota en el Paradero Vaquitas y dormir en los hoteles de 10 soles de la Av. San Germán; al fin y al cabo para ella esas experiencias eran insumos para la etnografía que estaba elaborando en el marco del curso “Técnicas de investigación antropológica” que llevaba en Cato. Arianna Stark de tanto andar en la calle, se enfermó de conjuntivitis; no era nada grave, pero como todo lo exageraba debido a que sentía que le debía su vida al pueblo, no tuvo mejor idea que fundar una ONG de ayuda a los invidentes, gracias a la cual promovió la Unión Nacional de Ciegos de Invernalia, desde donde se estarían canalizando fondos de la cooperación internacional de Wésteros.

Del menor de los Stark, Rudy, solo se sabe que tras la tragedia no le quedó más remedio que vender caramelos en las inmediaciones de Plaza Lima Norte, cojudo él, ya que al intentar huir de los Serenazgos y Fiscalizadores, cayó en manos del temible Rosendo de la Casa Huandoy, quien lo secuestró y ahora lo ha hecho su lustrabotas personal.

También puedes leer...

Comments

Comments are closed.